Anfitrión de Lady Gaga, ‘biggest live in history’ recauda $127 millones

Más de cien artistas y personalidades de la cultura y la política se unieron este último sábado (18) bajo el lema «Un mundo: juntos en casa». Promovido por la OMS (Organización Mundial de la Salud), el evento musical, con el espíritu de «Live Aid», de 1985, recaudó 127,9 millones de dólares EE.UU. para combatir la pandemia del coronavirus.

Gracias a los profesionales de la salud y eslóganes de esperanza fueron los mensajes más repetidos durante las ocho horas de presentaciones y discursos en las redes sociales, que culminó en un gran concierto televisado en el que estrellas como los Rolling Stones, Lady Gaga (que sirvió como «curadora» del evento), Jennifer López, Paul McCartney y Stevie Wonder cantaron desde sus casas.

Roberto Carlos hace vivir sin mencionar la palabra ‘coronavirus’ para no tener mala suerte
Aunque el concierto benéfico buscaba recaudar donaciones para el Fondo de Respuesta Solidaria Covid-19, desde el principio se pidió a los espectadores que «no tocaran sus bolsillos», porque en esta ocasión, la responsabilidad de las donaciones estaba en manos de grandes empresas y líderes mundiales.

De la casa de los artistas al mundo
La actuación que mejor resumió el espíritu del momento fue la de Taylor Swift, quien al final de la noche presentó su canción Soon You’ll Get Better, con letras dedicadas a su madre, en el tratamiento del cáncer, que esta vez parecía un mensaje de aliento a todo el planeta.

La situación general fue muy recordada durante el evento. Imágenes de ciudades como París, Madrid, Londres, Nueva York y Buenos Aires se proyectaron completamente vacías.

Uno de los momentos más esperados fue la aparición de los Rolling Stones, que, si en sus casi 60 años de carrera todavía les faltaba para hacer algo, añadieron una actuación muy peculiar a su lista: interpretaron, por videollamada, You Can’t Always Get What You Want.

Cada uno lo hizo desde su casa, con la pantalla dividida en cuatro. Mick Jagger comenzó a cantar en su guitarra; Keith Richards, con una cerveza sobre la mesa, y Ronnie Wood se unieron, y finalmente Charlie Watts tocó una batería peculiar, construida con objetos cotidianos y mucha imaginación. Fue una escena agradable y acogedora, que se repitió en cada una de las atracciones musicales. Porque, aunque la falta de público y escenografía hicieron de este tipo de concierto un encuentro sin presencia física, los responsables del entretenimiento del público no dejaron de darle alma.

Colaboraciones de peso
Incluso la distancia social no impidió colaboraciones como la de John Legend y Sam Smith, que juntos tocaron ben e. King Stand By Me. Jennifer Lopez’s classic, who sang Barbra Streisand’s People in her garden, and Lady Gaga, who played Nat King Cole’s Smile on piano, also optó por la música clásica.

Hubo momentos también para la lengua española por las voces de Maluma, con su propia versión del Carnaval, de Celia Cruz, y una aparición de J Balvin en la que dio consejos, en inglés y español, para evitar la propagación del virus. Invocando el «carnaval» de la vida, pidiendo que la «sonrisa» no se pierda, invitando a la «unión del pueblo» o afirmando que «pronto todo será mejor», los títulos de las canciones elegidas construyeron el gran mensaje del evento.

Las circunstancias excepcionales y las redes sociales permitieron al público encontrar momentos notables fuera de la emisión oficial. Netizens aplaudió la emoción que Lady Gaga mostró en Instagram antes de que comenzara el evento, e incluso publicó videos bailando frente a la televisión mientras Elton John y Stevie Wonder actuaban.

Otras celebridades, como Oprah Winfrey, compartieron en Twitter imágenes de la cena preparadas para acompañar la ocasión. Taylor Swift usó las redes sociales para agradecer a sus fans por su apoyo tan pronto como completó su presentación.

Entre las presentaciones, varias personalidades,y variadas, aprovechaban para enviar sus mensajes. Uno de los primeros fue el Secretario General de las Naciones Unidas, António Guterres, quien pidió que se utilizara «el lenguaje universal de la música» para agradecer a los trabajadores de la salud y a los afectados por la pandemia.

Las ex primeras damas de los Estados Unidos Michelle Obama y Laura Bush también aparecieron en el mismo video, minutos antes de Bill y Melinda Gates. Beyoncé, que no cantó, envió un mensaje de agradecimiento, dedicando la noche «a médicos, enfermeras, a los de la industria alimentaria, servicios postales y de limpieza que hacen posible que podamos estar seguros en nuestros hogares».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *